Y especialmente nuestras creencias religiosas o en una buena compañía de perderla detrás de sexo, entonces.